Páginas

viernes, 19 de octubre de 2018

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Sonoridad de la depresión

Cuando la opinión pública se refiere a la tecnología, suele centrar su atención en las incidencias sociales negativas que generan, obviando sus espectaculares avances en diversos campos, entre otros el de la salud.
Cuando se hace mención a la utilización que de los dispositivos digitales hacen los jóvenes, se cita el sobreuso de vídeojuegos o redes sociales virtuales y se anima a su restricción, cuando el interés debería centrarse en cómo estimular a través de estas herramientas, sus capacidades creativas e innovadoras, reconociendo la importancia que estas tendrán en el desarrollo de sus profesiones en el futuro.

En estas últimas semanas nos encontrábamos con una noticia muy interesante que vinculaba a las tecnologías y a la salud mental.

Tuka Alhanai y Mohammad Ghassemi, que encabezan un grupo de investigación del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), en Cambridge (EEUU), han diseñado una tecnología en vía de identificar síntomas de depresión en un individuo, analizando solamente para ello la prosodia y el texto de su discurso. El formato de entrevista utilizado con este objetivo es "libre", es decir, no se basa en los hasta ahora comúnmente utilizados test, por lo que ni plantea patrones de preguntas ni espera encontrar tipos de respuestas.
Las medidas de análisis se han basado en un modelado de secuencias del habla y se sustentan en múltiples análisis de personas con depresión y sin depresión.

Detectar si la persona está triste, excitada o contenta durante el proceso de análisis, sería solo un engranaje más en el diagnóstico de la enfermedad mental más común en todo el mundo y que afecta a más de 300 millones de personas. Esta investigación abre la posibilidad en un futuro cercano, para que la depresión pueda ser diagnosticada a través de un smartphone, superando así las barreras físicas y favoreciendo un mejor seguimiento de este tipo de trastorno.

jueves, 13 de septiembre de 2018

"Adios" a Internet

Por lo menos, al Internet que conocíamos hasta ahora.

Tras la aprobación ayer día 12 de septiembre en el Parlamento Europeo, de los artículos 11 y 13 de la ley de "copyright", que tanta controversia ha suscitado, a partir de ahora, plataformas como Youtube o Facebook, se verán obligadas a filtrar de manera instantánea, cada uno de los vídeos e imágenes que se comparten en sus entornos, para descubrir si atentan o no contra los derechos de autor.

De esta forma, amparándose en los derechos de autor, se consigue restringir la posibilidad actual de compartir cualquier contenido libremente en la red, gestionando (o más bien controlando) de esta manera, el acceso a la información que hasta este momento ha caracterizado la producción y el consumo de la web 2.0.

Para entendernos: se podrían limitar las grabaciones que compartieran los asistentes a un concierto, las versiones de canciones que pudieran grabar músicos aficionados, las críticas, reflexiones  o "memes" sobre contenidos publicados en cualquier medio de difusión (prensa, radio o televisión) o incluso desaparecería la posibilidad de compartir un contenido multimedia (vídeo, sonidos o imagen) en los muros de alguna de nuestras redes sociales.

Además de sugerir la imposición de un impuesto a las webs que compartan habitualmente artículos de medios de comunicación, estas medidas hacen peligrar la continuación de páginas como Menéame o Wikipedia.

[Justamente, a la hora de realizar este artículo, he descubierto novedades a la hora de publicarlo, ya que en él he referido enlaces a otras páginas que he utilizado como fuentes]

martes, 4 de septiembre de 2018

Tecnología contra la Amaxofobia

La Universidad de Salamanca lanzó el pasado julio la plataforma DAICRAC, una aplicación informática para intervenir en casos de Amaxofobia o temor excesivo en la conducción, con el objetivo de contribuir a una movilidad más segura y eficiente, combinando para ello técnicas mindfulness entre otras.


viernes, 24 de agosto de 2018

Charla Riesgos de Internet y Tecnología Positiva. Laboratorios de innovación INLab


En el marco de la sexta jornada de la 6ª edición de los laboratorios de innovación INLab, llevados a cabo en Zona Joven del municipio de Candelaria, impartí el pasado 21 de agosto una charla sobre los riesgos de Internet y la promoción de una tecnología positiva, junto a un grupo de jóvenes atentos y comprometidos de la provincia.
Los laboratorios de innovación INLab, consisten en encuentros de chicas y chicos durante periodos vacacionales escolares, que fomentan el aprendizaje de habilidades tecnológicas y potencian el ingenio o la creatividad.
Entre otros aspectos se abordan campos como la robótica educativa, la impresión 3D o la programación.

viernes, 13 de julio de 2018

El Congreso contra la violencia de género digital

Atendiendo entre otras, a encuestas realizadas por el Centro Reina Sofia sobre Adolescencia y Juventud, donde se encuentran datos como que el 80% de los jóvenes en la actualidad afirma conocer algún caso de malos tratos en parejas de su edad, el pasado mes de junio el Congreso de los Diputados advirtió al gobierno, dentro del marco de la prevención de la violencia de género digital en este colectivo, sobre la necesidad de continuar llevando a cabo acciones de prevención sobre aspectos vinculados a la privacidad de los datos online o la ciberseguridad de los dispositivos electrónicos.
Se aprovechó para promover la puesta en marcha de herramientas y plataformas, que de manera anónima, sirvan para formular consultas o denuncias relacionadas con estas formas de agresión, destacando además la importancia de establecer sólidas medidas de prevención y detección de adicciones a videojuegos en menores, en línea con la reciente publicación de la OMS que relaciona un uso problemático de estas plataformas con el riesgo de enfermedad mental.

Resulta importante aplaudir la preocupación, el interés y la atención que desde los organismos gubernamentales se exige sobre conductas de riesgo en la población joven. Cuando nos referimos al reciente reconocimiento de adicción a videojuegos por la OMS, esperemos no obstante, que más allá del riesgo que presenta un uso indiscriminado, abusivo y problemático en determinada población y en determinadas circunstancias, esta clasificación como enfermedad mental  no se convierta en una alarma social que además de criminalizar este tipo de aplicaciones de ocio, también educativas o terapéuticas, llenen consultas y diagnósticos de falsos positivos.

martes, 10 de julio de 2018

Charla: "Vídeojuegos y menores"



A principios de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS), adelantaba el incluir el "trastorno por videojuegos" como enfermedad mental en la siguiente edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). El pasado 18 de junio se publicaba finalmente esta nueva edición, figurando el trastorno por videojuegos en la sección de trastornos de adicción.
El próximo 12 de julio, hablaremos de ello en la sede del Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife.