Páginas

lunes, 27 de febrero de 2017

Responsabilidad y civismo virtual

La pasada semana, un caso de maltrato animal en un municipio de la isla de Tenerife ocupaba buena parte de las noticias de actualidad en las Islas Canarias. El grueso de la sociedad-red, tras conocer los hechos, no tardó en expresar su repulsa absoluta por lo acontencido, compartiendo a través de las plataformas sociales virtuales, mensajes de condena junto a vídeos y fotografías relacionadas.
Entre esta gran cantidad de información, me ha llamado la atención la aportada por un contacto de mi red social Facebook que manifestaba: "Alguien me puede confirmar si el chico que rula por las redes es realmente el Local que han detenido en el horror de Güimar? No quiero compartir algo tan grave sin estar segura".
Este ejemplar post denota una gran responsabilidad y civismo virtual. Espero que, poco a poco, este tipo de conductas se instauren como normas habituales y características en todos los que hacen uso de las redes sociales online.


Al final, es probable, que el mundo-Internet sea un sistema retroalimentado que se autogestiona y autoregula por sí mismo, contando para ello con la participación y la colaboración de todos aquellos y aquellas que cohabitan en él.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada